magnify
formats

¿Hasta dónde llega la responsabilidad de la empresa con sus proveedores?

Publicado en 5 marzo, 2017

Uno de los factores clave para el éxito en la gestión de cualquier actividad son los proveedores con los que trabajamos y la relación que tenemos con ellos. Establecer relaciones sanas y efectivas es clave, y para lograrlo es importante tener clara cuál es la responsabilidad de la empresa con sus proveedores.

Históricamente, las normativas relacionadas con los sistemas de gestión siempre ejercen un control sobre el proveedor, ya que sus actividades tienen un impacto en la organización. Pero en cuanto empezamos a adentrarnos en la responsabilidad social de la empresa —que contempla también la relación con los proveedores—, existen 2 puntos de vista diversos: en primer lugar, el control del que hablábamos, y en segundo lugar, la responsabilidad que la organización tiene sobre las decisiones y las actividades del proveedor. En realidad, ambos puntos de vista son las dos caras de la misma moneda y la idea es desarrollar programas de responsabilidad social que involucren ambos aspectos bajo un concepto de win – win, es decir, donde todos salen ganando. 

¿Hasta dónde llega la responsabilidad de la empresa con sus proveedores?

Las normativas de RSE vigentes tratan de forma muy diversa el tema de los proveedores. Por ejemplo, a continuación veremos algunas de las principales normas que tocan este argumento:

– La Norma SA 8000, donde se habla únicamente del control que se puede ejercer sobre un proveedor. 

– La Norma SGE21 o el Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable, que tiene un capítulo de proveedores donde no solo se mencionan las compras responsables y la fijación de criterios éticos y sociales, sino también el apoyo a las organizaciones para desarrollar buenas prácticas, medidas de apoyo y de mejora. 

– La Norma ISO 26000 o también llamada Guía de Responsabilidad Social, toca el tema de los proveedores en cada una de las materias que se consideran fundamentales; en cuanto a las prácticas laborales y los derechos humanos, por ejemplo. Siguiendo esta norma, la empresa debería de tomar la iniciativa, ejecutando las medidas necesarias para que las situaciones de conflicto se puedan evitar. Además, la organización debe influir en todos los aspectos de la relación con los proveedores a través de supervisiones periódicas y las decisiones de compra, que se convierten en parte fundamental de la responsabilidad de la empresa con sus proveedores.

Responsabilidad de la empresa con sus proveedores: el tema medioambiental

En lo relativo al medio ambiente, como producto de las acciones y decisiones del proveedor, es posible impactar a este de forma positiva o negativa. La empresa tiene que controlar esto contratando a proveedores que estén certificados con las normas ambientales más importantes, de las que hemos hablado largamente en nuestro blog; por ejemplo, la ISO 14001.

La empresa es responsable de sus proveedores y debe intentar reducir el impacto ambiental negativo de estos exigiendo específicamente el etiquetado de productos y poniendo en marcha mecanismos de control

Cómo controlar las prácticas justas de operaciones

Se requiere un equilibrio en las negociaciones entre la protección de los intereses y las negociaciones entre la empresa y los proveedores, por lo cual no solo se debe exigir a los proveedores que cumplan con los requerimientos de calidad y sus tiempos de entrega, sino que también es necesario que, por parte de la organización, se faciliten dichos requerimientos de forma clara. Además, no se puede exigir el compromiso por parte de los proveedores si antes no se asegura un pago justo y a tiempo para ellos. 

Otras consideraciones:

– Las relaciones entre las empresas y sus proveedores deben basarse en la confianza y la transparencia

– Los proveedores son aliados y deben estar alineados con las políticas de RSE y sostenibilidad de empresa. 

– Los proveedores son tan importantes como los clientes y, por tanto, son prioritarios para la reputación de la empresa. Debe existir una lealtad ética y un proceso de selección eficiente para poder construir relaciones duraderas y estratégicas con ellos. 

– Las empresas grandes deben fomentar el desarrollo de prácticas de responsabilidad social por parte de sus proveedores, ya que esto ayudará a que todos crezcan de forma sostenible.

Si te interesan estos temas, te invitamos a seguir nuestro blog y a descubrir nuestra oferta formativa. 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10