magnify
formats

La influencia del jefe a la hora de cambiar de empleo

Publicado en 4 octubre, 2017

El tipo de líder de todo equipo influencia notablemente las decisiones no solo de la dirección, si no también de los empleados. Es probable que ya hayas vivido la dura situación en la cual estás subordinado a un jefe autoritario que no permite que hagas casi nada de forma proactiva o que simplemente, no tiene la actitud abierta que permitiría que des lo mejor de ti. En dicho caso, las decisiones que tomes como trabajador se verán muy condicionadas y claramente te podrías sentir muy influenciado. Lo mismo pasa pero en sentido positivo cuando tenemos un líder que sí sabe delegar, que sí confía en su equipo y que motiva a los trabajadores. La influencia del jefe no se limita al día a día del trabajo en la empresa, sino que afecta también a las decisiones importantes que de vez en cuando nos toca tomar, como por ejemplo, la difícil elección de cambiar de empleo.

El número de personas que deja de forma voluntaria su puesto de trabajo ha ido creciendo de manera exponencial, influenciada, en parte, por el bajo nivel de liderazgo que existe. De hecho, este número se ha multiplicado por cinco y son especialmente las mujeres quienes priman en el desarrollo profesional (y por tanto, no pierden ocasión de cambiar de trabajo).
En muchos casos, esto genera una fuerte rotación de personal que al final de cuentas es muy negativa para cualquier empresa y que los directivos deben saber controlar. Aquí es cuando empieza la pregunta de por qué está pasando esto, por qué los trabajadores se están yendo de la empresa. En los últimos dos años, sin ir muy lejos, de acuerdo con el observatorio español de Future for work institute, el problema es la reactivación del mercado laboral y la precariedad del empleo que seguimos viviendo como secuela de la fuerte crisis económica que afrontó nuestro país.

Cambiar de empleo y la influencia del jefe

Según lo que hemos sabido gracias al estudio del Future for work institute es que los que se van de un trabajo de forma voluntaria suelen ser los mejores trabajadores y son también los que suelen encontrar más fácilmente una nueva posición. Si no encuentran algo nuevo, no saltan al vacío. No obstante, algunas empresas se están empezando a preocupar de todo esto y están encontrando nuevas formas de gestionar a los trabajadores. En general, el desarrollo profesional suele ser el detonante que impulsa a los trabajadores a cambiar de trabajo. Quizás porque no ven en el jefe una persona de la que puedan aprender más, quizás porque no ven que pueda haber un futuro de crecimiento en la empresa (puede ser no solo por el jefe, sino también por la misma estructura que existe en la organización). En todo caso, la presencia del jefe influye definitivamente en esta decisión. No decimos que solo influya en el momento de tomar la decisión definitiva de cambiar de empleo, o lo que es lo mismo, el firmar la renuncia. Nos referimos también a ese momento preciso en el que una persona decide que va a empezar a buscar ese cambio, cuando la motivación nace.

En el citado estudio se menciona que hombres y mujeres se marchan de sus trabajos por motivos diferentes. En el caso de los hombres, la principal razón es muy común: el jefe directo. No es solo cosa de recursos humanos, sino de problemas personales, de falta de liderazgo, de toma de decisiones a la ligera que luego cambian mucho la vida de los trabajadores en lo cotidiano, etc. Hay cosas básicas que se pueden trabajar desde el lugar del jefe, como por ejemplo hacer que las personas se sientan más escuchadas, que se les reconozcan los éxitos, etc. En el caso de las mujeres lo que pasa es que ellas suelen atender más al sueldo que los hombres ya que, lamentablamente, la brecha salarial sigue siendo un problema para ellas.

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10