magnify
formats

Las competencias de los directivos más demandadas

Publicado en 17 abril, 2015

Competencias de los directivos

Se empieza a hablar de la recesión económica, lo que motiva a las empresas a apostar por crecer y por ampliar mercado, incluso más allá de las fronteras del país de origen –algunas ya lo venían haciendo tímidamente. Con el objetivo de alcanzar su metas estratégicas y financieras, estas organizaciones quieren contar con capital humano y equipo directivo potente.

En los últimos tiempos asistimos a una transformación de las organizaciones, motivada fuertemente por un cambio de mentalidad y de concepción. Los departamentos de una organización ya no trabajan independientemente unos de otros, sino que se integran en un todo, formando un conjunto unido con el fin de alcanzar los objetivos fijados.

Este cambio también ha afectado al Departamento de Recursos Humanos en cuanto a los procesos de selección se refiere, observándose una tendencia al alza a la hora de apostar más por el análisis de competencias de los empleados inmersos en un mundo cada vez más competitivo. Este método de selección cada día se usa más, motivado por las ventajas competitivas que ofrece y que se centra en tomar en consideración unas competencias u otras en función del puesto a desempeñar.

Dentro de los procesos de selección de personal, uno de los más complejos gira en torno a la incorporación de directivos. Por eso, en el artículo de hoy nos vamos a centrar en las competencias de los directivos que se están valorando en estos momentos. Conviene matizar que, pese a que los objetivos a alcanzar presenten variaciones leves de una empresa a otra, ello no impide que existan una serie de competencias de los directivos prácticamente unánimes a todas las organizaciones. Antes de adentrarnos a detallarlas, vamos a ver una breve definición del término competencias.

 

¿Qué son las competencias?

“Una competencia individual es una descripción escrita de los hábitos de trabajo mensurables y las habilidades personales utilizados para alcanzar un objetivo de trabajo”, define Paul Green en su libro ‘Building Robust Competencies’ -Construyendo competencias robustas- publicado en 1999. Es decir, desde hace dos décadas se emplea el término “competencias” en ocasión utilizando sinónimos como “características”, “comportamiento”, “conocimiento”, “habilidades” en su lugar. Se emplee un término u otro es lo de menos porque todos ellos hacen referencia a las características clave que los profesionales poseen y les hacen exitosos. Se trata de comportamientos observables y habituales que conducen al éxito de una tarea o función. No se trata de rasgos de personalidad ni de conocimientos aislados, por lo que las competencias pueden mejorarse con la práctica.

 

El podio de las 3 competencias de los directivos imprescindibles

El perfil del directivo es uno de los que más ha sufrido cambios en los últimos años, en parte debido a la crisis y a la alta competitividad existente. El directivo “despiadado” y otros modelos similares ya no funcionan, por lo que se buscan directivos responsables cuyos objetivos vayan más allá del puro negocio. En este sentido, las empresas buscan que las competencias de los directivos sean estas tres:

  1. Habilidades directivas es la primera de las tres competencias de los directivos que buscan las empresas. Puede parecer obvio, pero es muy frecuente encontrarse con jefes que no saben dirigir un equipo. En este sentido, se buscan personas con habilidades comunicativas, que sepan gestionar a un conjunto de personas y que estén acostumbradas a trabajar en equipo. Por ello se recomienda la formación en dirección de pymes.
  2. La responsabilidad es la segunda de las tres competencias de los directivos y cuya importancia va en incremento. Se busca a personas responsables, con una personalidad conciliadora, que trabajen bien en la consecución de los objetivos y por el bien de sus empleados.
  3. El espíritu emprendedor es la última de las competencias de los directivos requeridas por las empresas. Este espíritu emprendedor está de moda, y con él se busca a un directivo que quiera empezar nuevos proyectos y sea capaz de asumir nuevos retos.

 

Otras 10 competencias de los directivos valoradas por las empresas

La empresa multinacional HAYS, especializada en selección de personal cualificado, ha identificado las 10 competencias de los directivos más valoradas por las empresas a la hora de contratar a un nuevo empleado, basándose en su propia experiencia durante los últimos años. En este sentido, las 10 competencias de los directivos que buscan las empresas son:

  1. Idiomas. En un mundo globalizado como en el que vivimos, con empresas multinacionales, acuerdos entre empresas de diferentes países y con un flujo constante de importaciones y exportaciones, el conocimiento de idiomas es la llave a las empresas, convirtiéndose en una de las competencias de los directivos clave. El inglés se da por supuesto en muchas empresas, las cuales ya valoran el conocimiento de una segunda lengua.
  2. Capacidad de adaptación y alta tolerancia a los cambios: esta es otra de las competencias de los directivos, que permite una mayor integración y mejor relación con los equipos de trabajo, con los clientes y con los proveedores.
  3. Lealtad. Las empresas buscan que esta sea otra de las competencias de los directivos, estando familiarizados con la visión, la política y los códigos de conducta de una organización. En este sentido, la promoción de trabajadores internos para los puestos que se liberan en estratos más elevados resulta menos oneroso que iniciar procesos de selección externos.
  4. La polivalencia forma parte de las competencias de los directivos. Se busca que un directivo tenga habilidades en diferentes campos y que sea capaz de desempeñar trabajos en diversos puestos.
  5. Habilidad financiera y presupuestaria como otra de las competencias de los directivos. Esta cualidad es una tendencia cada vez más extendida entre los directivos, con independencia del área de formación o especialización.
  6. Proactividad. Se valora que sea un trabajador valioso, que tome la iniciativa en el desarrollo de proyectos creativos y en asumir las responsabilidades que implica, rodeándose de positividad y optimismo. Por eso se incluye la proactividad como otra de las competencias de los directivos deseadas.
  7. Capacidad de trabajo es una de las competencias de los directivos más importante: Se busca que el directivo sea capaz de concentrar sus energías en su tarea y llevarla a cabo aunque ello implique más esfuerzo de lo normal.
  8. Capacidad de negociación y mejora de los costos – beneficios como otra de las competencias de los directivos.
  9. Capacidad de innovación. Esta es una de las competencias de los directivos especialmente demanda en los perfiles del sector industrial y farmacéutico, por ser determinante para el crecimiento.
  10. Habilidades interpersonales. No debemos olvidarnos de la última de las competencias de los directivos más demandadas por las empresas. En este caso, las habilidades interpersonales son necesarias para mantener un clima positivo de organización, una comunicación fluida y un alto nivel de trabajo en equipo. Las relaciones con los clientes y los proveedores se ven beneficiadas contando con un trabajador con buenas aptitudes para las relaciones sociales.

 

Como hemos visto, las competencias de los directivos son una herramienta esencial para asegurar la competitividad de la empresa. Una vez definidas, conviene diseñar un plan de evaluación que permita detectar las carencias y necesidades de desarrollo en sus directivos. Por su parte, los directivos son conscientes de que el valor diferencial está en las personas, y ya no se puede dirigir sin pensar en el desarrollo profesional de los empleados.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10