magnify
formats

¿Qué es el Capital Humano y por qué es tan importante?

Publicado en 12 mayo, 2017

Cuando hablamos de Capital Humano nos referimos a un factor de producciàon dependiente capaz de elevar el nivel de competitividad de una organización. Desde las corrientes psicológicas más contemporáneas, el capital humano son las personas que trabajan en una empresa y que dan valor a la misma ya que gracias a ella es posible obtener los objetivos esperados y previamente establecidos. Aunque todos somos conscientes de que sin el papel de las personas no es posible avanzar en una empresa, no se ha profundizado lo suficiente en la importancia del capital humano. La política económica actual ha ido contribuyendo a la inversión en capital humano, lo que contribuye al crecimiento económico no solo aumentando la productividad sino también impulsando el progreso técnico por las mismas sinergias que se crean en la combinación de caracteres de las personas que integran un equipo. Hoy dedicamos este espacio a descubrir cuáles son las verdaderas fuentes de valor del capital humano, respondiendo a la pregunta de por qué es tan importante.

Las personas en la organización: Por qué es tan importante el capital humano

Las competencias o mejor dicho, el nivel de competitividad de una empresa, nacen de la estrategia del negocio y se pueden medir e ir alineando a la capacidad de las personas que la integran. El reto verdadero para la gerencia, los directivos, es entender cuáles son las necesidades existentes (en el team y de parte de sus clientes) que se deben cubrir y cómo cubrirlas, o lo que es lo mismo, qué características de talento humano hacen una contribución tangible y relevante para el negocio.

La disposición por parte de la dirección a invertir en el capital humano se centra en la obtención de resultados  y en el deseo de crear ventajas competitivas sostenibles, que sean difícilmente copiables. Por eso mismo, lo único que no se puede copiar en el mundo es el capital humano: ninguna empresa puede tener el mismo capital humano. De cara a los competidores, esto es lo único que puede hacer siempre la diferencia. Incluso si se trata de dos empresas con perfiles muy similares, misma formación y experiencia de los trabajadores, es imposible que no existan diferencias en lo referente a las personas que integran el equipo.

Con la nueva definición de éxito donde las jerarquías son más borrosas y los títulos de los cargos más abstractos (y menos importantes, en realidad), lo que importa ahora son las competencias que tiene cada persona, qué lo caracteriza y qué roles puede desempeñar. Por ello, el enfoque funcional genera normas o estándares de competencia laboral pero que luego se completan con una parte muy “humana” que al final de cuentas, es la que hace la diferencia.

Cómo saber si se ha hecho una buena inversión en capital humano

El retorno de la inversión en capital humano es el indicador final de un proceso de medición complejo: se establece como criterios la satisfacción de los clientes, el logro de aprendizajes, la asimilación de habilidades y conocimientos, la aplicación de estos en el desempeño del negocio, etc.

En realidad, se ha empezado a ver al empleado como un inversionista, como una persona que en invierte su capital humano en una organización y quien también espera un retorno de su inversión: mejorar su empleabilidad, crecer como profesional, etc.

Según un estudio reciente de la consultoría PriceWaterHouseCoopers sobre las mejores prácticas de gestión humana en la región sudamericana, las competencias más importantes para los profesionales de hoy en día son básicamente tres: el liderazgo y la adaptación a los cambios, la gestión de las personas y el trabajo en equipo. Esto quiere decir que, si los costes en los que la empresa debe incurrir para obtener una mejora cualitativa en capital humano, la rentabilidad podrá ser alta si se tomaron las decisiones correctas.

El rol de los departamentos de recursos humanos y los directivos de las empresas es invitar a las personas a desarrollar el compromiso de actitud, el deseo de pertenecer a un proyecto común y de alinear sus objetivos como personas a los objetivos de la empresa. Pero también es valorar el poder del capital humano y entender que se trata de la llave más determinante para impactar realmente al mercado, sin importar el sector.

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10